Estamos a punto de despedir el verano para dar paso a una de las estaciones más hermosas del año. El otoño es esa estación en la que podemos apreciar la belleza de la transición, sobre todo en la naturaleza, de lo que floreció durante la primavera y el verano, y que comienza a marchitarse para cerrar su ciclo en invierno.

El otoño nos regala paisajes maravillosos, no sólo en los bosques que se pintan de colores cálidos y que, en su opacidad, crean contrastes hermosos, sino también en las calles y parques de la ciudad, que se tapizan de hojas marchitas que cambian su tradicional color verde por tonos ocre y nos regalan un espectáculo natural extraordinario.

El interiorismo, como muchas otras disciplinas, siempre ha tomado inspiración de los colores y texturas presentes en la naturaleza, para crear espacios estéticos y que sirvan como reflejo del mundo exterior dentro de interiores. Esta estación, inspírate en los colores que nos regala el otoño y renueva tus superficies con Formica® Surfaces; prueba con Auburn Maple (#9256), Green Slate (#8793), Hunters Green (#967), Glow Maple (#9257), Glow Maple (#9257), Mojave (#8751) y Acajou Mahogany (#7008).